Noticia

Carolina Marín suma y sigue

26-10-2019 | Servicio de Deportes

  • e1a9e804-c058-4e56-b25b-85daf8793fa3.jpeg
La onubense Carolina Marín, campeona olímpica y mundial de bádminton, peleará por su segundo título de la temporada, tras sellar este sábado su pase a la final del Abierto de Francia, en la que se medirá con la surcoreana An Se Young, al imponerse por 0-2 (16-21 y 9-21) a la número uno mundial, la taiwanesa Tai Tzu Ying en las semifinales.

 

En el inicio del partido, la número uno del ranking mundial demostró su superioridad, al menos en esa lista. Comenzó llevando la iniciativa en el juego, combinando golpes largos y dejadas que se tradujo en el marcador en un parcial de 1-6 de inicio. Dos puntos seguidos de Carolina Marín la acercaron en el electrónico pero Ying se lo devolvió con otros dos.

 

6-8 se puso la española en otro ejemplo de carácter, lo conseguía a pesar de ser inferior en el juego, por su ímpetu. El mismo que le había hecho delvolver alguna bola que parecía ir fuera. La número uno mundial medía mejor los márgenes de la pista.

 

Ocho puntos seguidos hicieron que llegar al descanso del primer set con su primera ventaja, y era amplia (8-11). Mantuvo bien la diferencia Carolina, que solo llegó a estar a un punto en el 12-13 y fue con el 14-18 cuando logró la mayor ventaja Carolina en la fase decisiva del primer parcial. Se llevó el set (16-21) la onubense después de haber ido 3-8 en el inicio, espectacular remontada (18-8 para darle la vuelta) ante una de las mejores jugadoras del mundo.

 

El segundo set empezó mejor que el primero para Carolina Marín que arrancó con un 1-3 pero Tai Tzu-Ying consiguió igualar a cuatro. Después la española volvió a tomar ventaja tras un 'ojo de halcón' que dio la razón a la española (4-7).

 

 

Un vendaval llegado de Huelva arrasó Taipei

El nivel de la onubense  alcanzó la excelencia en este tramo del partido y eso hizo que la número uno mundial cometiera errores no forzados que no había tenido que lamentar en todo el partido y se llegó al intermedio con un 5-11 que se alargó después hasta el 5-13. El partido estaba encarrilado y la final muy cerca.

 

A la desesperada iba ya la taipeiana que pudo acercarse hasta el 8-14, pero pronto volvía a ser 'doblada' en el marcador por la española 8-16.

 

Ya fue demasiado para una dura rival que parecía una 'amateur', con fallos contínuos por la pérdida de concentración. Marín resolvió por la vía rápida el partido (14-21).

 

Este domingo, Carolina Marín se enfrentará a la surcoreana de 17 años, An Se-Young, en la que será la quinta final del año de esta joven jugadora de bádminton, primera de un Super 750, ha ganado tres y perdido una. 

 

Suscríbase a nuestro boletín
Le mantendremos informado de nuestras últimas novedades ¡¡no lo pase por alto!!.

Este sitio web utiliza cookies para mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando da su consentimiento sobre dicho uso y la aceptación de nuestro aviso legal.